FRITSCH ROLLFIX: laminadoras para cualquier tamaño de empresa

El clásico entre las laminadoras

Ya en 1956 se introdujo la ROLLFIX en el mercado y desde entonces se ha convertido en un auténtico clásico entre las laminadoras. Los panaderos hablan incluso de una ROLLFIX cuando se quieren referir a una laminadora en general.

Como en las panaderías las exigencias de rendimiento y automatización son diferentes, existen también diferentes versiones de la FRITSCH ROLLFIX. Algunos modelos especiales con capacidades ampliadas (por ejemplo formado o corte) completan la gama de modelos. De esta manera hay una solución para cada necesidad.

A pesar de todas las diferencias individuales, todos los modelos se benefician de las ventajas que han dado a ROLLFIX su buen nombre. En primer lugar, el tratamiento excepcionalmente suave de la masa para una calidad superior. Además, la ROLLFIX, gracias a su construcción robusta, resiste las más grandes exigencias y destaca por su fácil y rápido destensado de cinta y los perfiles en acero inoxidables abiertos, muy fáciles de limpiar.

Así, cada FRITSCH ROLLFIX es una inversión que merece la pena y un ayudante ideal en la panadería. Utilice el filtro para encontrar la laminadora que se adapta a sus exigencias.

Laminadoras para masas perfectas

Encuentre la ROLLFIX idónea para usted

 

ROLLFIX mini

La laminadora con motor de mesa

ROLLFIX 300

La laminadora con mando de pedal

ROLLFIX 600

La laminadora manejada por ordenador

ROLLFIX 700

La laminadora de alto rendimiento también para masa filo